Follow by Email

domingo, 26 de abril de 2015

Permacultura en Capilla del monte (post tardío del día de la Tierra)

Con mi mamá y Fran hicimos una escapada a Capilla del monte, Córdoba.
 En un próximo post contaré más pero no quería dejar pasar la oportunidad de homanajear a nuestra amada y sufrida Tierra compartiéndoles la visita a lo que creí sería una panadería y terminó siendo un maravilloso centro de Arte y Permacultura.

Allí me llevó ese "Libro del pan" de Pablo Perret sobre el que escribí en el post anterior... libro mágico que siguió haciendo magia al llevarme por misteriosos senderos a un lugar (necesariamente) mágico...


Ignacio nos recibió y nos mostró todo el lugar... comenzamos por la cocina comunitaria:






 Aclaro que la foto no tiene ningún efecto especial. ¿Ven porqué digo que el lugar es mágico?


Fran estaba felíz...


Ésta es la "refresquera": una forma sustentable de conservar alimentos sin electricidad y aprovechando las corrientes de aire orientadas al sur.





Horno de pan


Se respira un clima de paz, de armonía...



Semillas de las huertas secandose al sol (estas se vinieron a Bs. As.!!). No solo fueron inmensamente generosos con el recibimiento sino que también nos llevamos semillas...














Es impresionante el órden de todas las cosas


No. Ést no es un galpón: es un Templo de imaginería creativa. Me encantó el nombre





Trabajando en comunidad





 Techo vivo: huerta creciendo libre y  diversa sobre la cocina.
 El secreto para que las plantas se mantengan sanas: Buen suelo y diversidad (como en la vida)












Panel solar











Baño seco: Los deshechos se recuperan y luego de un año van al compost. Completando así un ciclo completo.


(¡Y encima lindo!)




Huertas en cada espacio posible



Compost en proceso









Fran jugando libre con Ignacio y Mónica






Las construcciones son de adobe: frescas en verano, cálidas en invierno y, por si fuera poco, bellas...







Temazcal


Almácigos creciendo felices





Me fuí conmovida y llena de agradecimiento. Espero poder volver.

El "Jardín de los presentes" puede parecer utópico pero es una real muestra de que la sustentabilidad es absolutamente posible.

Si ya creía que "mi" Libro del pan era mágico ahora lo siento así todavía mas... y cada vez que me inspire en él y amase con sus recetas se colará en sus aromas algo de éste lugar de ensueño en que la unión armoniosa de hombres, animales, plantas y Madre Tierra fluye en una espiral sagrada de amor por toda la Creación.

GRACIAS!!!!